Misiones en Latinoamérica





Muchos dicen que América Latina es una región alcanzada por el
evangelio, porque hay muchas iglesias. En esta conversación, Greg
Travis, Justin Burkholder y Juan Sánchez dialogan sobre la condición de
las misiones en América Latina, la necesidad de obreros, y cómo poder
ayudar.



13. Stephen Tong Impulso a las misiones e impulsados por las misiones







Conferencia Nacional de Ligonier 2017

El compromiso de los reformadores con la catequesis, la educación formal, el desarrollo de literatura cristiana, y la plantación de iglesias como fieles métodos de discipulado crearon una infraestructura cultural para que la enseñanza bíblica fuera traspasada de una generación a la siguiente. Esta sesión analizará de qué manera el llamado bíblico al discipulado incluye un cuidadoso desarrollo y aprovechamiento de recursos para la iglesia en Occidente y otros lugares con el fin de proclamar la santidad de Dios en toda su plenitud a tantas personas como sea posible ahora y en el futuro.



12. Stephen Nichols Una reforma de discipulado







Conferencia Nacional de Ligonier 2017

El compromiso de los reformadores con la catequesis, la educación formal, el desarrollo de literatura cristiana, y la plantación de iglesias como fieles métodos de discipulado crearon una infraestructura cultural para que la enseñanza bíblica fuera traspasada de una generación a la siguiente. Esta sesión analizará de qué manera el llamado bíblico al discipulado incluye un cuidadoso desarrollo y aprovechamiento de recursos para la iglesia en Occidente y otros lugares con el fin de proclamar la santidad de Dios en toda su plenitud a tantas personas como sea posible ahora y en el futuro.



11. Steven Lawson La Palabra predicada y la Reforma

11. Alistair Begg - Edificaré mi iglesia







Conferencia Nacional de Ligonier 2017 | #LigCon

Jesús prometió que edificaría su iglesia, y a través de los siglos ha estado haciendo eso precisamente, aun cuando las fuerzas de la oscuridad pretenden destruirla. En la búsqueda de la reforma, los reformadores sabían que la iglesia local era central. Esta sesión estudiará la importancia de nuestras iglesias locales, considerará nuestra necesidad de constante reforma en conformidad con la Palabra de Dios, y alentará a los cristianos en las tareas ordinarias de servir y apoyar su iglesia local para continuar con la Reforma en el mundo.



10. Derek Thomas - Conocer a nuestro Mediador







Conferencia Nacional de Ligonier 2017

Mientras este mundo no llegue a su final, los perdidos necesitan a Cristo para la vida eterna. "Solo la fe" y "solo la gracia" son expresiones breves para subrayar que la salvación es "solo por Cristo". Como profeta, sacerdote y rey, Jesús es el único mediador entre Dios y el hombre. Esta sesión mostrará por qué la persona y la obra de Cristo son la mayor necesidad de la iglesia en cada generación, y reflexionará sobre los desafíos actuales y futuros para la cristología bíblica tanto en Occidente como alrededor del mundo.



08. W Robert Godfrey - Reforma en el hogar





Conferencia Nacional de Ligonier 2017

La enseñanza de los reformadores sobre la vida del hogar es desconocida para muchos, pero se mantiene como uno de los legados más duraderos de la Reforma. Desde las afectivas referencias de Lutero a su esposa como "mi Señor Katie" al cuidado pastoral de Calvino por las familias de Ginebra, el hogar desempeñó un importante rol en la Reforma. Esta sesión explorará la enseñanza bíblica sobre matrimonio, sexo, y familia y discutirá por qué estos temas son importantes, especialmente hoy y en el futuro. También hará hincapié en la necesidad de que la iglesia sea la familia de Dios donde se cultive el amor por Cristo y su Palabra.



07. Michael Horton - Trabajar para la gloria de Dios





Conferencia Nacional de Ligonier 2017

La Reforma se extiende a todos los asuntos de la vida, incluyendo la teología, la iglesia, el hogar, y la sociedad. Esta sesión esbozará la doctrina de la vocación y explicará qué relación tiene con otras doctrinas tales como el sacerdocio de todos los creyentes, con una visión de incentivar una mayor fidelidad, innovación, y productividad en el trabajo y otros campos. Considerará por qué glorificar a Dios en nuestro llamado es vital para el reino de Dios para futuras generaciones.

 

06. Dr. John MacArthur - El evangelio no negociable







Ligonier National Conference 2017

El redescubrimiento de Martín Lutero de la doctrina de la justificación solo por la fe fue impulsado por su necesidad de ser hallado justo a ojos de Dios. Su "descubrimiento evangélico" lo obligó a evaluar su posición delante de Dios así como confrontar la corrupción moral y teológica en la iglesia. Esta sesión explicará por qué la doctrina de la justificación solo por fe es central para el mensaje del evangelio hoy y en el futuro. Considerará qué desafíos a este elemento central del evangelio pueden enfrentar los cristianos que desean ver una nueva reforma.



05. Al Mohler - Edificar un fundamento seguro





¿Es necesaria hoy la teología, o está obsoleta? La sana doctrina es
vital para el crecimiento cristiano y es el fundamento para amar y
servir a Dios correctamente, pero muchos han cuestionado la validez de
la teología en nuestro tiempo. Esta sesión considerará el estado de la
teología desde la Reforma, explicará por qué entender la doctrina es
vital para ser cristiano hoy, y considerará por qué saber teología es
esencial para la futura reforma. También considerará por qué proveer una
sólida educación teológica para cada tribu y lengua debería ser un
objetivo central del pueblo de Dios.



04. Sesión de preguntas y respuestas - Drs Lawson, MacArthur, Mohler, S...



Conferencia Nacional de Ligonier 2017
Drs Steven Lawson, John MacArthur, Albert Mohler, y R. C.  Sproul

03. Siclair Fergunson - La prioridad de la adoración



Ligonier National Conference 2017

Una de las contribuciones más ignoradas de la Reforma es su énfasis en la importancia de la adoración pública, y especialmente el rol de los himnos y la música, por la salud de la iglesia. Esta sesión reflexionará sobre este legado y a la vez considerará la importancia de la adoración pública hoy. Finalmente, considerará por q ué la reforma de la adoración es de suma importancia para la iglesia mundial en el futuro.

02 Augustus Lopes Semper Reformanda



Conferencia Nacional de Ligonier 2017 |

"La iglesia reformada,
siempre reformándose conforme a la Palabra de Dios" es un lema que nació
del énfasis de la Reforma en asegurarse de que la vida, la teología y
la adoración de la iglesia estuviera cada vez más plenamente gobernada
por la Escritura. Nos gozamos por lo que Dios hizo en la Reforma del
siglo XVI, pero no meramente miramos al pasado. Miramos al futuro a cómo
el Señor continuamente conformará su iglesia a la Palabra de Dios. Esta
sesión examinará la necesidad de la iglesia de una reforma constante,
analizará cómo la iglesia se reforma hoy tanto en Occidente como
alrededor del mundo, y considerará de qué manera la iglesia occidental
puede mirar ejemplos de movimientos protestantes alrededor del mundo.



01. Michael Reeves - Luz después de las tinieblas



Conferencia Nacional de Ligonier 2017

La Reforma ocurre cuando la luz de la Palabra de Dios brilla en los lugares de oscuridad espiritual y cultural y transforma al pueblo de Dios. Es por esto que el lema de la Reforma protestante llegó a ser "Luz después de las tinieblas". Esta sesión montará el escenario para la conferencia al considerar por qué la reforma era necesaria en el siglo XVI y por qué es necesaria hoy.

Orígenes y Fundamentos de los Derechos Humanos


La noción de los derechos humanos tiene una historia realmente larga, pero más recientemente se ha hecho popular debido a las Naciones Unidas. Las Naciones Unidas surgieron en gran manera como un resultado de la Segunda Guerra Mundial con la Alemania nazi, pues la comunidad global se unificó en contra de las atrocidades ocurridas, con el propósito de que nunca más en la historia sucedieran horrores similares. Como resultado de esto surgió la Declaración Universal de los Derechos Humanos, convirtiéndose éstos en un tema muy importante debido a los terribles abusos expuestos a la luz pública. En el presente artículo analizaremos los Derechos Humanos desde la perspectiva filosófica y desde la perspectiva sociopolítica.
Desde la perspectiva filosófica, los derechos humanos eran tradicionalmente analizados por académicos y estudiosos desde tres diferentes enfoques. El primer enfoque es la existencia de una ley más alta, lo cual era un hecho dado por sentado. Es decir, en aquel punto de la historia todos estaban claros de que los derechos humanos eran dados por algo que está afuera del ser humano, es decir, que no fueron establecidos por el ser humano mismo, sino que existía algún poder mayor, una ley o autoridad superior a la cual el ser humano está respondiendo. Inicialmente, tanto las Naciones Unidas como la comunidad internacional estaban de acuerdo en esto.
Lo que pasa hoy día es que se quiere separar la ley de sus fundamentos e impulsar un enfoque humanista que establezca cómo se deben hacer la política y las leyes. Desde esta perspectiva, no existe una autoridad superior que determine lo que debe ser la ley, sino que ésta es determinada meramente por seres humanos. Un ejemplo de esto es lo que está pasando en países considerados desarrollados cuando se impulsan leyes que promueven acciones tales como el aborto, la eutanasia o el matrimonio entre personas del mismo sexo. Se trata de leyes promovidas por personas, no fundamentadas en una justicia superior ni en la naturaleza.
El bien y el mal no son relativos, y aunque los relativistas intentan negarlo, es necesario reconocer que todo ser humano es consciente de que determinadas acciones son absolutamente malas, independientemente del contexto o situación en las que se realicen. Ese sentir de justicia fue impregnado por una Autoridad superior. Ahora, si el ser humano asume la posición de ignorar la existencia de esa Autoridad superior que estableció leyes generales, simplemente pasará a establecer leyes en base a sentimientos o emociones, y no en base al pensamiento racional. En conclusión, este primer enfoque filosófico propone que existen leyes superiores que deben prevalecer y respetarse ante la propuesta de cualquier otra ley humana y terrenal.
El segundo enfoque es la idea de la inherencia, es decir, que el ser humano tiene un valor intrínseco o inherente a sí mismo. Así que, los derechos humanos son derechos inherentes a todas las personas, sin distinción alguna de nacionalidad, lugar de residencia, sexo, origen nacional o étnico, color, religión, lengua, o cualquier otra condición. Todos los miembros de la familia humana tenemos los mismos derechos, sin discriminación alguna, y estos derechos son universales e inalienables, interdependientes e indivisibles, iguales y no discriminatorios. Esto es el fundamento de la libertad, de la justicia y de la paz en el mundo.
El artículo 1 de la Declaración Universal de Derechos Humanos dice: “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos”. Es interesante que la Declaración hable de esa idea de la inherencia juntamente con la palabra dignidad, ya que la dignidad es un concepto muy importante porque es lo que nos da valor. Tradicionalmente entendíamos que tenemos derechos simplemente por nuestra naturaleza de ser seres humanos; somos diferentes de los animales, las plantas o de cualquier otra cosa que haya sido creada. Tenemos valor y dignidad inherente.
Entonces, surge la pregunta: ¿y de dónde viene esa dignidad inherente? Aquí es donde Dios entra en escena, pues sin Él esta pregunta es muy difícil de responder, pero si Dios está en el escenario, es una pregunta muy fácil de responder, pues se reconoce que el ser humano fue creado a imagen y semejanza de Dios, y esto es lo que le otorga automáticamente ese valor intrínseco. Sin embargo, los propulsores humanistas de los derechos humanos cada vez se mueven más hacia la promoción de una especie de nueva religión y una nueva moral, centrada en los derechos humanos mismos. Para responder la importante pregunta sobre de dónde viene la dignidad inherente de cada ser humano, sin tener a Dios en la escena, proponen factores determinantes como lo es la racionalidad humana. Es decir, la dignidad humana se basa, según ellos, en que es un ser dotado de razón y voluntad libre, autonomía, capaz de hacerse preguntas morales, de discernir entre lo justo y lo injusto y de obrar de forma responsable.
Así que ellos proponen que lo que da a los humanos la dignidad y el valor es la habilidad de razonar y de ser agentes de sus propios cambios. Todo esto suena bien, hasta que uno comienza a pensar y se pregunta: ¿y qué de las personas que no pueden razonar? ¿Y qué de las personas que no son capaces de tomar decisiones y agenciar sus propios cambios? ¿Qué pasa con las personas con discapacidad mental? ¿Qué pasa con los bebés no nacidos? ¿Qué pasa con las personas con discapacidad física, los ancianos o las personas con demencia? ¿Dónde caben en la ecuación, si sólo se consideran criterios tales como la racionalidad humana? El estándar definitivamente es excluyente, pues marginaliza a un gran grupo de personas que quedaría con ningún o muy poco valor. En ese caso es fácilmente aceptable el aborto o la eutanasia, pues se trata de personas que parecen ser inútiles a la sociedad. Ante esta contradicción, algunos filósofos y estudiosos humanistas están proponiendo la solución de simplemente abandonar el debate. Han declarado que el alejarse de esas preguntas fundamentales consiste en un avance intelectual y han decidido enfocarse en hacer lo que puedan para promover los derechos humanos, sin hablar del por qué lo están haciendo. Pero, ¿es verdaderamente un avance intelectual el abandonar la pregunta del por qué?
La academia y los medios han sido tomados por esta nueva ortodoxia donde no hay Dios en la película, así que los derechos humanos son discutidos meramente a manera de deliberación política: el ser humano hace los derechos y la mayoría gana. Esta es la nueva ortodoxia de los derechos humanos: no hay verdades últimas acerca de los valores humanos y no existe un código moral objetivo universal. Sin embargo, esta posición es muy peligrosa pues no permite aprender de los errores de la historia. Es como pararse en arena movediza. Para poder permanecer de pie y firmes sobre roca es necesario mantener la visión tradicional de que el valor intrínseco del ser humano es dado por la Autoridad superior que lo otorga. Es necesario considerar cómo han sucedido las atrocidades de la historia para prevenir que no vuelvan a suceder, y si Dios no está en la película, la idea no funciona, se cae. Actualmente la situación es alarmante, porque los derechos humanos han sido reducidos de valores universales a productos arbitrarios del poder u obras particulares de la cultura. Esto es contra intuitivo para los que buscan promover la verdad y la justicia, y definitivamente es buenas noticias para los tiranos, pues les abre la posibilidad de crear nuevas definiciones y criterios a su conveniencia.
El tercer enfoque es la idea de la universalidad. La Declaración Universal de los Derechos Humanos establece que todo el mundo disfruta de todos los derechos sin ningún tipo de distinción de raza, color, sexo, lengua, religión, opinión política o de otro tipo, origen nacional o social, estatus de propiedad o de nacimiento o de otro tipo. Al analizar esta idea de universalidad, hay que preguntarse: ¿De dónde viene eso? ¿Cuál cosmovisión realmente apoya tal concepto?
Claramente, no viene de una cosmovisión atea-humanista, pues esta está fundamentada en el enfoque naturalista de la supervivencia del más fuerte, donde algunas personas merecen más que otras, lo cual no está acorde con el concepto de universalidad de los derechos humanos. Claramente, este concepto de universalidad tampoco está en concordancia con la cosmovisión musulmana, pues las mujeres no son tratadas con iguales derechos que el hombre en dicha cultura; aún más importante, existe una condena de muerte para aquellos que decidan alejarse del Islam. ¿Y qué acerca del hinduismo? El hinduismo se establece sobre el sistema de castas, que mantiene jerarquías y algunas personas son consideradas con mayor valor.
Es decir, que no todo el mundo igualmente valioso en términos de derechos humanos bajo dicha cosmovisión. Tampoco el budismo refleja universalidad, pues ellos ni siquiera reconocen la individualidad del ser humano, sino que todos somos parte del colectivo. Finalmente, es necesario reconocer que la cosmovisión cristiana es la única que nos da el sustento que encontramos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, de que todos tenemos derechos humanos independientemente de nuestra condición, pues fuimos creados a la imagen de Dios. No es sorpresa entonces, que hayan sido cristianos los más grandes luchadores que hayan arriesgado sus vidas para conquistar victorias tales como la abolición de la esclavitud y de las leyes raciales discriminatorias.
En términos de aspectos sociopolíticos de los derechos humanos, en esta era se ha dado el abandono de una definición objetiva del bien y del mal, de lo correcto y lo incorrecto. Aquí es donde aparece el relativismo moral, donde la gente está definiendo por sí misma los propios códigos morales por los cuales quiere vivir su vida y está creando una nueva moralidad, donde no hay absolutos morales ni moralidad objetiva, sino que la moralidad es relativa a cada cultura, comunidad, sociedad, o aún a la persona misma. Este relativismo, sumado al posmodernismo rampante, están creando una nueva moralidad que consiste en que cada quien tiene el derecho de controlar su propia vida. Se ha creado una sociedad mezquina, donde todo se trata de uno mismo, del yo y de lo mío. La gente ha puesto la esperanza en esta nueva religión de los derechos humanos, que les promete una utopía donde todos serán libres y felices. Sin embargo, cada día estamos viendo a más y más gente confundida, triste, desesperada y hasta con deseos suicidas, pues están buscando respuestas que no encuentran ni encontrarán en esta nueva ortodoxia.
No se quiere aceptar que existe una moralidad objetiva, sin embargo la nueva ortodoxia reconoce que lo sucedido en el holocausto fue absolutamente malo. En cierta forma el horror del holocausto fundamenta la moralidad moderna, así que aunque no se sepa lo que es bueno, prácticamente todo el mundo está de acuerdo en que el holocausto fue malvado. Se ha usado eso como la base para construir esta nueva ideología de los derechos humanos que es la nueva moralidad, la nueva religión, el nuevo dios, sacando a Dios de la película. Los derechos humanos son los nuevos valores para una era sin Dios, una búsqueda de valores comunes en una nueva era de ideologías y utopías fallidas. Esta ideología dice que lo que necesitamos para solucionar los problemas es más educación, más empoderamiento. Muchas organizaciones que trabajan por los derechos humanos hacen un trabajo encomiable, pero hay que reconocer que esta es una falsa esperanza que lleva a una falsa solución, por lo que hay que desafiar las presuposiciones falsas.
Existe una respuesta a la situación, y es que la problemática no es tanto externa como lo es interna al ser humano. Los esfuerzos humanos en sí mismos no podrán solucionar el problema, pues éste no es sólo físico sino también espiritual. Es necesario volver a los fundamentos y trabajar sobre la base de la cosmovisión sobre la cual fue fundada nuestra nación y nuestra Constitución, la cosmovisión judeo-cristiana. Aquí, todos los aspectos del ser humano son tomados en cuenta, no sólo los aspectos físicos, sino también los espirituales y morales. Juntamente con la lucha por la justicia y la equidad, debemos trabajar para que el ser humano se reencuentre con Dios, y pueda así limpiar y sanar su interior, y vivir la vida en la plenitud que su Creador deseó cuando lo creó, en armonía con los demás y con el resto de la creación (Efesios 2:10).
Por Rossa Yvonne Núñez
Fuente: Conferencia “Mujer, Derechos Humanos y Cristianismo” en SES, por Laurie Stewart.

2 Temporada Entendiendo Los Tiempos Cap #68 Jesus, El único Camino al Padre

La Hora de La Transformación - Ps. Rodolfo González Cruz - Dios es tardo para la ira y Grande en misericordia

 

Misión ELTV (audio)

Verso para Hoy:

MISION EL TV