Aviva Nuestros Corazones - Un legado de dedicación (05-12-2017)





«Señor, te entrego este hijo a Ti».  Y no es que ya no lo ames. No es que ya no lo cuides. Ciertamente sigues orando y amándolo, y en la medida en que Dios te va abriendo puertas, continúas hablando verdad a su corazón.  Pero no lo haces como si fueras la dueña o como una controladora o como una que puede arreglarlo.  Estás diciendo, «Señor, este hijo es Tuyo, Tú trata con él o ella».

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

Misión ELTV (audio)

Verso para Hoy:

MISION EL TV